Ganar dinero vendiendo aplicaciones

Vender aplicaciones puede llegar a ser un negocio muy lucrativo, hay mucha demanda, solo tienes que tener ganas de cubrir una necesidad y saber programar. Si cumples con estos dos requisitos, adelante porque podrás ganar dinero vendiendo aplicaciones.

Según uno de los últimos informes de Sociedad Digital en España en 2019 se descargaron más de 258.000 millones de aplicaciones siendo el smartphone la plataforma preferida para descargar y utilizar todo tipo de apps.

Esto convierte al móvil en el destino predilecto para desarrollar cualquier aplicación que puedas tener en mente. Por ello tienes que saber que actualmente hay dos sistemas operativos que dominan el mercado: Android e iOS.

¿Cómo empiezo a desarrollar una aplicación?

Programación

Lo que tienes que tener claro si no conoces los lenguajes de programación de Android e iOS es que tendrás que aprenderte como funcionan al dedillo. Puedes echar un vistazo a Android SDK o iOS SDK desde sus páginas web oficiales. No obstante no te recomiendo empezar por ahí y te voy a explicar por qué. Existen herramientas que permiten programar y exportar los proyectos para multitud de plataformas, como pueden ser Android e iOS, web y/o escritorio. Como ves esto es ideal porque puedes exportar un mismo código para distintas plataformas.

Personalmente tengo que recomendarte Flutter, una herramienta creada por Google que facilita la programación y acelera el desarrollo además de permitir crear aplicaciones con una interfaz muy moderna.

Preparación

Cuando tengas la base técnica necesaria tendrás que pensar qué quieres desarrollar y a quién irá dirigido. Estudia el mercado y planifica el desarrollo antes de ponerte a programar como un loco. Eso evitará que improvises y que no malgastes horas de desarrollo.

¿Cómo se monetiza una app?

Una aplicación se puede monetizar de muchas maneras. Vamos a ver las más comunes:

Venta directa

Vendemos la aplicación al coste que decidamos. Este es uno de los modelos que peor funcionan hoy en día ya que los usuarios quieren ver y utilizar el producto antes de pagar.

Modelo freemium

Mezcla los conceptos free (de aplicación gratuita) y premium (que hace referencia a una aplicación de pago), ¿qué quiere decir esto? Que se trata de una aplicación gratuita con funciones de pago. Este modelo es el más usado por casi todas las aplicaciones y juegos en el mercado.

Ejemplo: Tinder te permite pagar una cuota mensual para tener funciones extra y poder conocer a más personas.

Compras in-app

La venta in-app (en la misma aplicación) permite adquirir productos o servicios adicionales dentro de la propia aplicación.

Ejemplo: Clash Royale te permite jugar de forma gratuita pero puedes comprar para mejorar tu equipo y avanzar más fácilmente.

Anuncios

La típica monetización por anuncios, al usuario le aparecerá un banner con publicidad y eso a te generará un beneficio. Este sistema no es propio de las aplicaciones, también es el estándar de casi cualquier sitio web.

Ejemplo: Wallapop es un claro ejemplo, tu navegas, buscas lo que quieres y, entre esas búsquedas te van apareciendo anuncios de contenido relacionado.

Mi recomendación

Ganar dinero vendiendo aplicaciones puede llegar a ser muy lucrativo. No tienes porque ser programador para optar por esto pero yo sí que te lo recomendaría. Si vas a pagar para que otro desarrolle tu aplicación tendrás que tener un estudio muy claro del mercado y saber que tu aplicación va a ser revolucionaria. El coste incrementará así que tienes que estar seguro.

Por el contrario si tú vas a desarrollar la app solo emplearás tiempo (y no dinero) lo que podrá hacer que asumas más riesgos y que puedas editarla en función a la demanda del mercado, sin depender de personas externas.

Marc Alcaina

¿Tienes dudas sobre este tema? Envíame un mensaje privado en Instagram o en Twitter y intentaré ayudarte.
También puedes escribirme si tienes alguna sugerencia, has visto algún error o simplemente quieres comentar algo relacionado.