Ganar dinero alquilando un inmueble

Una de las formas más antiguas y tradicionales de generar ingresos «pasivos» es la de alquilar un inmueble. No es algo muy común disponer de un inmueble para alquilarlo pero quienes lo tienen pueden generar una buena suma de dinero mensual sin muchas complicaciones. Y si, te habrás fijado en que he escrito ingresos «pasivos» entre comillas. Lo he hecho porque estos ingresos no son del todo pasivos. Alquilar un inmueble requiere de cierto compromiso. Como dueño de la propiedad tendrás que dar un servicio y hacerte cargo de los problemas que puedan surgir.

¿Es buena idea comprar un inmueble para alquilarlo?

El sector inmobiliario es uno de los sectores con mayor crecimiento, y uno de los más sólidos en términos de inversión. Por lo tanto sí que puede ser una buena idea comprar un inmueble para alquilarlo, pero como siempre digo, antes de meterte en algo, estudia el mercado. No todos los inmuebles son una buena opción, debes aprender y escoger la mejor opción para sacar una mayor rentabilidad: no es lo mismo un piso que una casa, tampoco es lo mismo un local que una plaza de parking.

Ventas de alquilar un inmueble

  • Obtienes dinero mes a mes. Una vez tienes el inmueble y al inquilino, te llega dinero cada mes.
  • Alquilar es más rápido que vender. Vender una propiedad te podría llevar tiempo, sin embargo alquilarla es más sencillo y no te llevará tanto tiempo.
  • Es una deuda que se puede pagar sola. Suponiendo que estés pagando un préstamo por el inmueble o una hipoteca, ésta la estará pagando el inquilino y no tú. Esto sería un claro ejemplo de deuda buena.

Desventajas

  • Puede que no encuentres a un inquilino rápido. Nadie te garantiza que vayas a encontrar un inquilino para tu propiedad ni que éste vaya a aparecer rápidamente. Por eso es importante estudiar el mercado y ser pro-activo a la hora de anunciar el inmueble.
  • Tardarás tiempo en recuperar tu inversión (en caso de que sea una inversión).
  • Puede acarrear problemas legales. La ocupación ilegal o los impagos son cada vez más frecuentes. Tienes que estar preparado para ello.

¿Cómo lo alquilo?

Alquilar un inmueble puede parecer sencillo pero se puede llegar a convertir en un verdadero quebradero de cabeza. Ahí entran en juego las agencias. Si quieres despreocuparte, son la mejor opción ya que ellas se encargarán de buscarte un inquilino y de gestionar el alquiler. Lo malo? Es que su trabajo no es gratuito. A cambio de sus servicios se quedarán un porcentaje de tus ingresos mensuales. Por ello a mi no me parecen una buena opción.

Lo mejor es hacerlo tú mismo, hay un montón de sitios web en los que podrás publicar tu inmueble para buscar un inquilino. La mayoría de ellos son gratis o muy baratos, así que pruébalo antes de regalarle una parte de tus ingresos a una agencia que, adivinas lo que hará? Eso mismo, publicar uno o varios anuncios en distintas plataformas y esperar a que la gente se interese.

Plataformas de alquiler

Hay muchísimas plataformas distintas, dependiendo de tu país de origen. En España las más comunes son habitaclia, fotocasa, idealista, milanuncios o wallapop.

Si no quieres alquilar de la forma tradicional sino más bien un alquiler turístico, la plataforma líder a nivel mundial es AirBNB.

Consejos para alquilar un inmueble

El miedo al impago es de lo más común entre los arrendatarios. Por ello te voy a dar una serie de consejos para intentar evitar dicha situación:

Selecciona cuidadosamente al inquilino

Algunos lo llamarían sentido común y no consejo, pero la mejor forma de evitar problemas es seleccionar a un buen inquilino. Para analizar su solvencia podemos solicitar su nómina y contrato de trabajo. Esta debería ser tu máxima prioridad. La información es vital para poder escoger mejor. Cuantos más datos tengas, mejor será tu decisión.

Exige un aval

Un aval es una garantía adicional que podemos exigir en caso de que el inquilino no pague sus deudas o no cumpla con el contrato. Normalmente el aval será una tercera persona, que asumiría los cargos si el inquilino no pudiese hacerles frente.

Pide garantías adicionales

Además de la fianza, puedes pedir otras garantías adicionales. La ley (en España) permite que se establezca cualquier garantía en el cumplimiento de las obligaciones de pago de manera adicional, así que puedes aprovechar y fijar garantías que te cubran las espaldas.

Resolución de conflictos por arbitraje

La ley (en España) contempla una vía alternativa a la judicial para la resolución de conflictos. Tanto el inquilino como el arrendatario (tú) firman un anexo adicional en el contrato en el que acuerdan que, en caso de conflicto y no entendimiento de las partes, se someterán a la decisión de un árbitro imparcial para la solucionar la disputa.

Contrata un seguro

El último de los consejos pero no por ello el menos importante. Contrata un seguro de impagos y/o desperfectos. Muchas compañías ofrecen estas pólizas de seguro, con un abanico muy amplio de posibilidades. Contratar un seguro reducirá tus ganancias pero también hará que duermas más tranquilo.

Marc Alcaina

¿Tienes dudas sobre este tema? Envíame un mensaje privado en Instagram o en Twitter y intentaré ayudarte.
También puedes escribirme si tienes alguna sugerencia, has visto algún error o simplemente quieres comentar algo relacionado.